Encuentro de Jóvenes del Camino Neocatecumenal en Livorno (Italia)

Cerca de 10,000 jóvenes se congregaron el domingo 9 de junio 2013 en Livorno (Italia) en un encuentro presidido por el Obispo Mons. Simone Guisti, en el que el iniciador del Camino Neocatecumenal Kiko Argüello anunció el kerygma.

Vista parcial del encuentro

Vista parcial del encuentro

por H. Guerrero

Kiko Argüello a sus 74 años no para, tiene metido dentro aquello que dice san Pablo: “Ay de mi si no anunciara el Evangelio”. Con este celo anunció la Buena Noticia, el kerygma, a más de 10.000 jóvenes reunidos en Palamodì, un gran palacio de los deportes de Livorno. Un periódico local titulaba : “Il Palamodì diventa un tempio” (El Palamodì se convierte en un templo). El encuentro estuvo presidido por el Obispo Mons. Simone Guisti.

Livorno, como declaraba Mons. Giusti a la agencia Zenit, es una ciudad “secularizada, una ciudad paradójica donde “el 35% de los niños no es bautizado y se registra una porcentaje muy alto de funerales y matrimonios civiles”. Pero al mismo tiempo “es una ciudad que, aún lejos de las parroquias, tiene un gran sentido religioso”. El obispo reconoce la urgente necesidad de una nueva evangelización y reconoce que  “una predicación como la de Kiko es necesaria en Livorno, como en los años 60 en las periferias de Madrid”. El Camino Neocatecumenal, afirmó el prelado, “es de hecho un don grande del Concilio para hacer que las personas redescubran al Señor. Y me parece que los frutos están”.

El encuentro no dejó de tener el sello mariano, la parte litúrgica fue iniciada con la entrada solemne de una imagen de Nuestra Señora de Montenero, patrona de la Toscana acompañada por el canto: “María, casa de bendición” y por seminaristas de varios seminarios Redemptoris Mater de Italia.

Luego de una liturgia de la Palabra, Kiko anunció el kerygma:  “La cosa más grande que puedo hacer es anunciar es el kerygma… No se puede estar quietos, ser ‘cristianos de salón’ como dice el papa Francisco, es necesario ir a todos sitios a llevar esta buena noticia que salva a los hombres y al mundo”, decía.

“No estamos aquí para hacer un show” recordó Kiko, “sino para decir que aquí, en Livorno, a las 6 de la tarde, ha llegado la salvación, el momento favorable. Porque el kerygma anuncia un acto: que el Señor que te conoce a ti, tus problemas y tus sufrimientos, por esto ha enviado a Su Hijo a sufrir la muerte, para que seamos uno con Él, primogénitos de una nueva creación”.

“El problema es que hoy día muchos tienen el oído cerrado para acoger esta noticia, porque escuchando la contra-catequesis del demonio que quiere convencerte que Dios te limita y que debes ser autónomo, buscando tú solo la felicidad… Se ha roto la relación entre el hombre y Dios.”

Estar lejos de Dios lleva “al infierno del no ser”, a no sentirse amado y genera la muerte. “Es como ser abandonado en el espacio sideral, en un abismo de sufrimiento que empuja a gestos trágicos ” afirmó Kiko citando algunos sucesos que desgraciadamente ocurren a diario y que solemos escuchar en los medios. “Dios permite esto – dijo Kiko – porque da la libertad al hombre también de pecar, para hacerle entender que no es una marioneta en sus manos”.

Ante todo esto, la Buena Noticia es que Dios no abandona al hombre, “ha enviado a su único Hijo, lo resucitó como garantía de que el pecado ha sido perdonado”. Y de frente a este kerygma “tenemos que decir sí o no como María”.

Este encuentro clausuraba también la fiesta de la Familia, organizada por toda la diócesis durante ese fin de semana. Kiko hizo especial énfasis en la familia: “… es el primer ejemplo de amor y de relación. El Camino Neocatecumenal tiene una de las mayores tasas de natalidad en el mundo, porque se enseña a los esposos que significa dar un hijo a Dios, quien cuida de él”, dijo Kiko.

simone-giusti-vescovo-livorno

Mons. Simone Giusti, Obispo de Livorno

Monseñor Giusti dio una palabra de esperanza a los miles de jóvenes, hablando de los milagros, de los hechos que demuestran que “el Evangelio no es una bonita esperanza, sino vida que cambia”. “¿Qué ha permitido que el cristianismo se difundiera por todo el mundo, con la predicación de un traidor como Pedro y de un perseguidor como Pablo?”, -se preguntó el obispo-: creer en ese milagro “que Cristo ha realizado” y que va más allá del “ídolo de muerte que parece omnipotente”.

“Nosotros nos sentimos condenados a muerte, por eso decimos:  ‘Si debo morir no me preocupo de mi mujer, mi familia y olvido todo lo que sucede’… Pero “la muerte ha sido vencida… La muerte la vence quien sabe amar. El amor mantiene en vida también a las personas queridas difuntas, y cuando llama a alguno es porque quiere que beba de la fuente eterna del amor”, dijo el obispo.

Al final se entregaron más de 150 Rosarios a jóvenes, muchos de ellos menores de 15 años. Experiencia prácticamente nueva e interesante: cada uno de estos jóvenes reza cada día delante del Santísimo el Santo Rosario por una Missio ad gentes que le es asignada. Los frutos son innumerables, tanto para las Missio ad gentes como para los jóvenes, y es que la intercesión de la Santísima Virgen María es eficaz.

No faltó la llamada vocacional, ya conocida en estos encuentros. Dios llama a muchos jóvenes a servirles en el sacerdocio o en la vida consagrada, pero la llamada alguien tiene que hacerla, una persona concreta, para que el joven responda. Esta vez se levantaron 64 chicos para el sacerdocio y 90 chicas para la vida consagrada o para la misión en China. Estos jóvenes tendrán en lo adelante un seguimiento vocacional serio y dedicado, por un equipo de catequistas de sus zonas respectivas y un presbítero.

El encuentro se desarrolló y terminó en un ambiente de alegría y de fiesta, como decía hace pocos días el Papa Francisco, el cristiano no puede tener una cara de funeral. Al final, de vuelta a casa, a las clases, a estar en el mundo sin ser del mundo… A testimoniar con esperanza y respeto que Cristo ha hecho y está haciendo algo en la vida de miles de jóvenes. La Iglesia tiene futuro y conocer a Cristo es el mejor regalo. Si Dios te llama: “Congratulations!”.

1 comentario… add one

Escribir un comentario