¿Por qué esta página?

(2008)_01-Benedicto XVI e Iniciadores Alta Resolucion

Decidí abrir este sitio con la idea de que sea constructivo, y lo hice por el desconcierto que me ha causado el ver cómo ciertos blogs de internet en español, en italiano y quizá en otras lenguas, valiéndose de fotos, vídeos y otros medios, sacados de su contexto, se han dedicado de manera sistemática a difamar, atacar, burlarse de una realidad que ha sido reconocida por la Iglesia a través de varios Sucesores de Pedro. Me refiero en concreto al Camino Neocatecumenal, al que pertenezco.

Soy católico, de una familia católica. Amo a la Iglesia, al Papa, a los obispos y a los millones y millones de católicos que se reúnen en todo el mundo para orar, para recibir el Cuerpo del Señor consagrado por un sacerdote. Y si una tal actitud de difamación me causa desconcierto no es por el Camino Neocatecumenal, sino porque quienes eso hacen dicen llamarse “católicos” y actuar por amor a la Verdad y a la Iglesia. Pues no lo creo, no es una actitud de amor burlarse hasta el extremo tratando de ridiculizar a la persona o llamar herejía a una realidad reconocida continuamente por los últimos sucesores de Pedro.

Yo conozco a miles de personas de esta realidad eclesial, ninguno de ellos es un fanático de Kiko, un sectario, un frustrado manipulado por unos catequistas. Son católicos que aman a su Iglesia y la respetan, que sirven a sus parroquias. Que rezan con sus hijos, que les transmiten la fe. Que son conscientes de la necesidad de anunciar el evangelio.

Muchos de ellos son sacerdotes diocesanos, formados en Seminarios Redemptoris Mater o en otros seminarios, otros son religiosos. Todos ellos pastores que día a día dan lo mejor de sí en sus parroquias, sirviendo a tiempo y a destiempo a todas las realidades y grupos que en ellas existen.

Conozco a decenas de hermanas que gracias a todo lo que les ha aportado el Camino Neocatecumenal han consagrado toda su vida a Jesucristo y a la Iglesia en monasterios, o en la misión. Conozco cientos de familias que dejándolo todo, son hoy misioneras con sus hijos en diversas partes del mundo.

Conozco también personas que han pertenecido al Camino Neocatecumenal y luego lo han dejado sin tener por tanto un concepto negativo del mismo.

Y los hay que lo critican, sin conocerlo y basándose en la mayoría de los casos en prejuicios.

En todo caso, los frutos del Camino Neocatecumenal son fruto del Espíritu Santo, así lo han reconocido los Sucesores de Pedro, y no fruto de un seguimiento ciego a un líder orgulloso y manipulador, como suponen algunos.

Invito a los que pasen por aquí a hacer conocer este sitio y a visitarlo. Será útil, pues habrá siempre aportaciones constructivas sobre la Iglesia, sobre el Camino Neocatecumenal, sobre otras realidades… Pues los tiempos no están para divisiones y chismorreo, sino para vivir cada uno seriamente su fe allí donde Dios le ha llamado. Respetando la diversidad de carismas en la Iglesia y el que miles de personas decidan vivir su fe desde esas nuevas realidades nacidas después del Concilio Vaticano II y que forman parte de una nueva primavera en la Iglesia. Gracias a Dios, porque sin esta nueva primavera, muchas flores no estaríamos hoy en ese hermoso jardín que es la Iglesia, con flores de colores diversos.

Bienvenidos y que Dios les bendiga.

H. Guerrero
4 de marzo del 2013

 

 

Comments on this entry are closed.